Buscar
  • Admin

¿Como puedo explicarle a mi hijo que tiene Autismo o Síndrome de Asperger?


¿Como puedo explicarle a mi hijo que tiene Autismo o Síndrome de Asperger?

Con el día 2 de Abril que hace mención a los Trastornos del Espectro Autista he querido elaborar este artículo para poder sumar y poner mi granito de arena a esta causa. Pues son muchas las familias que tras recibir el diagnóstico de que su hijo o hija tiene trastorno del espectro autista sienten como si les arrojaran un jarro de agua fría, un mar de sentimientos y emociones desconcertantes, miedo por la incertidumbre de que vendrá después y dudas infinitas de cómo hacer para ayudar a su hijo o hija. Es por ello qué, tras haber escrito en el pasado algún artículo relacionado con el Trastorno del Espectro Autista, ahora me veo en la necesidad de escribir sobre una duda que me llega de muchas familias:

“¿cómo puedo decirle a mi hijo o hija lo que le ocurre?”

Por otro lado, hay muchas familias que no quieren que sus hijos lo sepan, para no fomentar “la etiqueta”. El que los niños tengan Trastorno del Espectro Autista no quiere decir que vivan en otro planeta y no se enteren de lo que les ocurre, muchas veces subestimamos la capacidad de razonar de nuestros hijos por el hecho de ser niños. La verdad, es que los niños tarde que temprano se van a enterar de que algo pasa, pues ellos son conscientes de que van a talleres, al psicólogo e incluso de que a veces se medican, por tanto, ocultar la verdad a nuestros hijos de lo que les ocurre llegado el momento no tendría sentido.

El conocernos hace que podamos potenciar nuestras fortalezas y superar nuestras limitaciones y en sus hijos tendrá el mismo efecto. Es más, muchos adolescente o adultos con autismo tipo Asperger han recibido un diagnóstico tardío y se han pasado mucho tiempo pensando que eran “raros” o incluso “tontos”, sin entender nada, siendo para ellos el diagnóstico una liberación, pues todo cobra sentido cuando uno sabe que le ocurre o porque hace lo que hace.

Espero que este artículo les ayude a aclarar algunas dudas al respecto, si bien, quisiera transmitirles que quienes conocen a sus hijos son ustedes y, aunque os puedo dejar recomendaciones y consejos, estoy segura de que llegado el momento de comunicar a sus hijos lo que les ocurre, sabrán hacerlo desde el amor que tienen hacia ellos. Seguramente, muchos papas y mamas os sintáis inseguros y temerosos, inclusos perdidos y sin saber encontrar las palabras adecuadas, pero lo importante es que vuestro corazón, ya sabe que decir antes que vuestra razón lo sepa, confiar en ti mismo papá o mamá, pues llegado el momento estaréis más que preparados.

Es muy importante hacerle ver a nuestros hijos que nadie es igual y que cada persona es única, por lo que ellos también son únicos tengan o no autismo. Hay un cuaderno llamado “Todos somos diferentes” que pueden encontrar en la página “El sonido de la hierba al crecer”, y que puede ayudarles en esta enseñanza. Trasmitirles que no hay dos niños iguales. Todos somos diferentes eso es lo que nos hace especiales y es importante hacerles conocedores de que diferente no quiere decir malo.

Enlace cuaderno “Todos somos Iguales”

https://elsonidodelahierbaelcrecer.blogspot.com/2009/11/un-gracias-enorme-con-el-libro.html

De forma progresiva podemos introducir charlas con nuestros hijos para allanar el camino y prepararles, para en un futuro poder contarles lo que les ocurre, pues no es necesario sentarnos con ellos y en una tarde contarles todo del tirón. Son muchas las formas en las que podemos ir sembrando la semilla del conocimiento para mejorar la futura compresión y aceptación. Todo depende del nivel de maduración de nuestro hijo o hija, pues hay niños con 11 años que a nivel afectivo son menos maduros y sienten como los de 5 años. Por tanto, partiendo de que tomaremos la comunicación de su diagnóstico como un proceso, debemos utilizar un lenguaje simple y adaptado a la edad del niño abordando el tema sin miedo y siendo positivos.

En primer lugar comiencen mejorando su comunicación acerca de todo tipo de temas, de vez en cuando ahonden en hablar sobre las personas y las diferencias entre los unos y los otros, incluso un día cualquiera pueden en familia identificar que cosas hace bien cada uno, enfatizando la parte positiva del niño o niña e inculcando que la diferencia es lo que nos identifica y nos hace únicos.

Los niños que cuentan con un buen nivel de maduración se dan cuenta de sus limitaciones, por lo que ayudarles a hablar de ellas de forma natural, les ayuda a comprender que no todo se nos da bien y que hay muchas cosas en las que destacamos y otras en las que necesitamos esforzarnos más. Incluso puede ponerle ejemplos a su hijo o hija de su vida, pues le ayudará a que no valore los fallos de forma negativa. Pueden jugar a identificar fortalezas y debilidades de cada miembro de la familia, pues si puede reconocer sus debilidades, será más fácil para él afrontarlas y si entiende que todos tiene debilidades lo entenderá como algo normal. Como os daréis cuenta, todavía no hemos hablado de autismo, pues lo que queremos es reforzar el concepto de que todos somos diferentes y ser diferente es lo mejor.

En nuestro camino de preparar a nuestro hijo lo más importante es que comprenda que cada persona es única con sus cosas buenas y sus dificultades. Y que todos somos únicos e irrepetibles. Pues la idea no es transmitirle que es especial. La ideas es trasmitirle que todos lo somos. En mi opinión, es muy importante reforzar la autoestima de nuestro nuestro hijo o hija antes de darle la noticia, no me cansaré de repetir que todos tenemos puntos fuertes y que todos podemos aprender lo que nos propongamos. Incluso si tu hijo o hija tiene ideas diferentes hazle ver que a veces tiene una forma de pensar diferente y que te deja sorprendido o sorprendida, hazle ver que su forma de ver el mundo es interesante y te agrada. Por ello, recomiendo a las familias que dediquen tiempo a sus hijos para mejorar la unión familiar, potenciar y reforzar las fortalezas de sus hijos, aumentar su autoestima diciéndoles todo lo que hacen genial, mostrando las habilidades de sus hijos delante de otras personas y diciéndoles que bien hacen las cosas. En cuanto a sus dificultades tenderle la mano, hacerle sentir que sois un equipo y que juntos podéis conseguir todo. Cada vez os sentiréis más seguros de hablar con vuestros hijos sobre el autismo, no tengáis prisa y darle todo el tiempo del mundo para que puedan comprender. En ningún caso habléis de enfermedad pues no lo es.

Para poder continuar con nuestro camino preparatorio, podemos hablar de las formas de pensamientos, de que cada uno pensamos de una manera, incluso podemos introducir la idea de que según sea nuestro cerebro, a veces pensamos de una forma u otra y, al igual que las personas, podemos decirle a nuestro hijo que el cerebro de cada persona también es único. Por eso las personas tenemos gustos e intereses diferentes, podemos pensar de forma distinta ante las mismas cosas y nos expresamos o sentimos de forma diferente.

Llegados a este punto estamos preparados para poder explicar a nuestros hijos lo que les ocurres, hay muchas formas de hacerlo, pero la naturalidad es mi preferida. Un día cualquiera en un momento positivo cuando nuestro hijo haga algo diferente o tenga una buena idea, resuelva una situación de forma adecuada, refleje alguna de sus fortalezas como el dibujo o alguna idea que nos deje boquiabiertos, es cuando podríamos explicarle que hay muchas personas que han hecho cosas impresionantes, por ejemplo Einstein y Newton y que tenían autismo. Y que a veces en ciertas cosas, ellos se parecen. Incluso podemos decirle a nuestro hijo que muchas de las cosas que hace y se le dan bien, es porque él tiene autismo. A partir de ahí, dejaremos que nuestro hijo o hija pregunte y le iremos explicando que significa tener autismos o síndrome de Asperger. Igualmente, también le explicaremos que igual que hay cosas que se le dan bien, en otras necesitan más ayuda, pero es algo que nos pasa a todos, pues todos somos diferentes y todos tenemos nuestras fortalezas y limitaciones.

No es la única forma de hablar con nuestros hijos sobre lo que les ocurre, incluso habrá personas que prefieran sentarse y contarles del tirón. En cualquier caso, esta forma de responder a la pregunta “¿cómo puedo decirle a mi hijo o hija lo que le ocurre?” no solo les da tiempo para aceptar sino que les prepara reforzando su autoestima y estando más preparados a nivel emocional.

Bibliografía

  • Daniel Comín (2011) ¿Cómo explicar al niño que tiene un Trastorno del Espectro del Autismo?. Recopilado en Autismo Diario.

  • El Sonido de la Hierba al Crecer

Andrea Pelegrín Santo

Psicóloga

Col. MU02775

Centro Psicopedagógico Gabaldón Alicante

#asperger #autismo #diamundialautismo

0 vistas

© 2008 Copyright Centros Psicopedagógicos Gabaldón

Centro Psicopedagógico Gabaldón con nº de Registro Sanitario 17940

 

 

Aviso Legal 

Política de Privacidad

SIGUENOS EN  FACEBOOK