Buscar
  • Admin

Entrevista realizada a nuestra directora Eva Gabaldón por la periodista Ainhoa Boix para el Suplemen


Entrevista realizada a nuestra directora Eva Gabaldón por la periodista Ainhoa Boix para el Suplemento “Criatures” del DIARI ARA, con distribución en Cataluña, Baleares y Comunidad Valenciana.

Sin duda para nosotros ha sido un gran placer que Ainhoa Boix se haya fijado en nuestra profesionalidad y nuestra trayectoria para poder realizar el artículo denominado:

“Educar mentes críticas” El diálogo entre padres e hijos y el respeto son fundamentales a la hora de crear librepensadores: “dejamos que piensen”.

Os dejamos parte del artículo mediante algunas capturas de pantalla de la edición digital, el cual está redactado en Valenciano.

Por otro lado os adjuntamos la entrevista completa realizada por Ainhoa a nuestra directora para la redacción del mismo en Castellano:

1.Aunque es una pregunta un tanto obvia, ¿por qué es importante dejar que los niños piensen por sí mismos y construyan su pensamiento en base a su experiencia y conocimiento?

Sin duda, el mejor método de aprendizaje es la experiencia ante problemas y razonamientos diarios, desde la figura parental se debe orientar y apoyar cualquier aprendizaje, pero nunca resolver el mismo. De esta manera obligaremos a que la mente de nuestros hijos/as pueda desarrollarse de una forma mucho más creativa, basada en sus propios argumentos ante un posible problema y obteniendo un resultado distinto al que podríamos haber obtenido si les hubiéramos inculcado “la respuesta” a su problema. Por supuesto siempre es importante supervisar dicho proceso a fin de asesorar y de apoyar o debatir sus argumentos.

De esta manera obtendremos como resultado unos niños que en un futuro serán autónomos, independientes, creativos y con capacidad de toma de decisiones, en definitiva serán niños seguros de sí mismos.

Si por el contrario optamos por la sobreprotección, solucionado sus problemas a diario, no dejando lugar a la equivocación. Obtendremos en estos niños/as un desarrollo mental completamente inseguro, dependiente y sin capacidad de decisión. Lo que conllevaría sin duda a una necesidad imperante de apoyo por cualquier persona que les rodee, una dependencia de aprobación ante cualquier acción en la vida, y una baja autoestima.

2. Aunque todos los padres queremos que nuestros hijos se conviertan en adultos críticos y con personalidad, cuando son pequeños no dejamos que decidan por sí mismos. Escogemos la ropa que se pondrán sin darles opción a rechistar, acabamos sus frases, respondemos por ellos cuando un adulto les pregunta, obligamos a que besen a determinadas personas aunque ellos no quieran y sin preguntarnos si esconden un porqué... ¿Por qué creéis que los padres reaccionamos de esta manera y qué consecuencias puede tener esta actitud en el niño?

Este tipo de comportamientos por parte de los padres, suele estar generalizado por una serie de factores: edad de los progenitores, número de hijos, estatus social, educación, etc…

Remontándonos a la figura de los abuelos, son de ellos de los que hemos aprendido a educar a nuestros hijos/as. Según la pregunta que me efectúas, dicha forma de educar está más generalizada en nuestros padres y en personas de más avanzada edad, los cuales no disponían de los medios y de la información que tenemos hoy en día. También se da en aquellas familias con un número mayor de hijos que, por falta de tiempo, por costumbre o por comodidad, no pierden el tiempo necesario en debatir un argumento y optan simplemente por “imponer” lo que ellos creen oportuno en cada caso.

Si nos paramos a pensar por un momento lo que esto supone y lo que puede provocar en nuestros hijos/as, seguramente cambiaríamos nuestro estilo educativo. De no hacerlo, podríamos conseguir un niño inseguro y sumiso, que acepte las normas sin protestar, carente de iniciativa y sin toma de decisiones o por el contrario un niño rebelde, inadaptado que podría buscar apoyos fuera del entorno familiar.

Lo ideal es tener un estilo educativo equilibrado por ambos progenitores, ni pasivo ni autoritario. Cuyas características principales serían ofrecer alternativas y fomentar la empatía.

Según el ejemplo que me indicas de porqué les obligamos a ponerse cierta ropa, lo correcto no sería imponérselo, sino ofreciéndoles alternativas, dentro de los límites que nosotros les pongamos, así ellos podrían decidir y encontrar un punto intermedio y justo a la imposición.

3. En la anterior pregunta, he planteado situaciones que no tienen riesgo alguno para el niño. Sin embargo, hay casos en los que los padres deciden por ellos para protegerle. Por ejemplo, el niño está decidido en ponerse manga corta y sandalias en pleno invierno. En estas situaciones, ¿cómo podemos hacer para que el niño llegue a la conclusión de que no es una buena idea sin imponer nuestro punto de vista?

Como he dicho antes ofreciendo alternativas, toma de decisiones y sobretodo mucho diálogo. En este caso que me propones yo haría lo siguiente:

Realizaría una lluvia de ideas, es decir, haría dos listas, una de invierno y otra de verano, en las que el niño debe decirnos, por ejemplo, qué ropa es la adecuada para invierno y cuales son sus características y que ropa es la adecuada para verano y porque motivo se utiliza. Mencionando cuales sería las consecuencias de llevar una ropa equivocada en una determinada estación: frío, calor, resfriado… y una vez argumentado esto, se ofrecerían alternativas equilibradas a la ropa de invierno que no se quiere poner, como por ejemplo buscar una prenda menos incómoda, ponerse la chaqueta justo cuando sale a la calle y no antes, etc… Es decir, someter a debate ambos argumentos previa explicación de los mismos.

4. ¿Existen juegos o dinámicas que fomenten el pensamiento crítico de los niños?

Si, por supuesto, hay muchas dinámicas de trabajo que utilizamos a diario en nuestros centros, como por ejemplo:

-Historias incompletas: Se les da una seria de historias con un principio y un desenlace, lo que tienen que hacer los alumnos, es en grupos, intentar realizar un final para la misma. Con esta técnica pretendemos fomentar el pensamiento crítico, potencias las habiliades sociales, fomentar el pensamiento creativo, y realzar la toma de decisiones.

-Técnica de la discusión: Consiste en seleccionar un grupo de niños para discutir y elaborar desde la experiencia personal, una temática que es objetivo de estudio. Se pretende con esta técnica: ayudar a los niños a explorar una diversidad de perspectivas, aumentar la concienciación de los niños y la tolerancia ante la ambigüedad o la complejidad.

5. Hablamos del pensamiento crítico en casa, pero... ¿qué hay del colegio? ¿Se fomenta que los niños piensen o se impone un pensamiento único? ¿Qué prácticas sería conveniente aplicar para que las escuelas fuesen un espacio de reflexión para los niños?

Debido a muchos factores existe una serie de colegios que se limitan a impartir el currículo que está establecido por ley, por falta de docentes, exceso de alumnos, tiempo, etc.. En dichos colegios el profesor es la máxima autoridad y los alumnos se limitan a cumplir con los objetivos que se le han impuesto, aunque cada vez hay más colegios que están optando por métodos alternativos de pedagogía como por ejemplo el método Montessori, el cual se caracteriza porque los niños son guiados para elegir el trabajo por sí mismos. Los profesores son simplemente guías para los niños, los niños son animados a trabajar de manera independiente y a respetar tanto a sus compañeros como los materiales como su propio entorno.

En definitiva deberíamos formar a nuestros hijos/as, como pensadores críticos y capaces de tomar decisiones, y para ello es fundamental que empecemos en el ámbito familiar y lo traslademos al entorno escolar y social.

Centro Psicopedagógico Gabaldón

www.centropsicopedagogicogabaldon.com

www.mejoratuatencion.com


24 vistas

© 2008 Copyright Centros Psicopedagógicos Gabaldón

Centro Psicopedagógico Gabaldón con nº de Registro Sanitario 17940

 

 

Aviso Legal 

Política de Privacidad

SIGUENOS EN  FACEBOOK