Buscar
  • Maite Salas Roda

COMO ACTUAR ANTE UN NIÑO DE 3 A 5 AÑOS QUE PRESENTA UNA TARTAMUDEZ INICIAL.


La tartamudez o disfemia es un trastorno que afecta a la parte funcional del habla, en el que se produce una alteración de la fluidez verbal. Engloba múltiples manifestaciones que pueden ser lingüísticas (uso de muletillas, lenguaje redundante…..) y no lingüísticas (tics, rigidez facial, espasmos…..).

Los primeros síntomas aparecen en edades tempranas (entre los dos y los cuatro años), normalmente coincide cuando el niño pasa de utilizar en su lenguaje expresiones de una sola palabra a combinar palabras para formar las primeras frases. Tanto las manifestaciones iniciales como la evolución de las mismas son variables en cada niño. Los estudios realizados en esta alteración muestran que hay una mayor prevalencia en el género masculino, y que afecta, a un 1% de la población mundial adulta y un 5% de la población infantil.

Es muy importante que los padres y profesores sepan actuar ante un niño que en infantil presente signos que indiquen la presencia de una tartamudez inicial, debido a la importancia que tiene para su evolución y su futuro. Cuando persiste y se convierte en crónica se puede complicar con otros síntomas y puede repercutir en el rendimiento social, académico y con el tiempo laboral. Por lo tanto, una intervención temprana junto con la orientación en el ámbito escolar y familiar, son la clave para poder solucionar el problema. Antes de los seis o siete años no se puede trabajar directamente con el niño, ya que en las disfemias evolutivas, la intervención con el niño puede empeorar y agravar ese patrón de habla convirtiéndose así en crónico. En este caso, el logopeda puede orientar a la familia y a los profesores, y sólo podrá actuar con el niño, cuando observe que a partir de esa edad se ha instaurado un patrón disfemico en su discurso. Ahí sí que es importante su actuación con el niño.

Los distintos tipos de disfemia van a ir acompañados de diversas manifestaciones. Las más frecuentes son las que a continuación detallo.

Manifestaciones lingüísticas:

  • Uso de “muletillas” verbales.

  • Perífrasis y lenguaje redundante.

  • Alteraciones sintácticas y frases incompletas.

  • Abuso de sinónimos.

  • Discurso sin coherencia.

  • Desorganización entre pensamiento y lenguaje.

Manifestaciones conductuales:

  • Mutismo e inhibición temporales.

  • Retraimiento y logofobia.

  • Reacciones de angustia y ansiedad a la hora de comunicarse.

  • Reacciones anormales e inmadurez afectiva.

  • A veces, se da una aceptación de su tartamudeo, sin apenas influencia en su personalidad.

Manifestaciones corporales:

  • Tics.

  • Sincinesias corporales.

  • Espasmos y rigidez facial.

  • Hipertensión muscular.

  • Alteración fono respiratoria funcional.

  • Respuestas psicogalvánicas (sudoración excesiva, enrojecimiento, palidez del rostro…).

La Fundación Española de la Tartamudez nos aporta los siguientes consejos para los profesores:

  • No interrumpirlo cuando habla ni dejar que lo interrumpan.

  • Escucharlo sin darle prisas.

  • Darle el tiempo que necesite para que se exprese.

  • Formularle preguntas una a una y solo las necesarias.

  • Modificar tu propio lenguaje para no acelerar y evitar ritmos vertiginosos.

  • Hablar con frases cortas y lenguaje fácil adaptado a su edad.

  • Valorar lo que dice y no como lo dice demostrando interés en lo que expone.

  • No decirle “para, vuelve a empezar, no te apresures, más despacio, no te pongas nervioso, tranquilo”. Esto solo hace que el niño tome mayor conciencia y que la tartamudez se haga más severa.

  • Estimular para que participe en discusiones y tareas grupales.

  • No obligarle a actuar en fiestas locales pero si estimularle a que lo haga.

  • Utilizar comunicación no verbal como caricias, miradas….etc.

  • Aceptarlo y quererlo como es. Los bloqueos retroceden cuando se siente cómodo y aceptado.

Maite Salas Roda

Logopeda especializada en Desarrollo infantil, Atención temprana y Logopedia escolar.

Nº colegiada: 184

Centro Psicopedagógico Gabaldón


48 vistas

© 2008 Copyright Centros Psicopedagógicos Gabaldón

Centro Psicopedagógico Gabaldón con nº de Registro Sanitario 17940

 

 

Aviso Legal 

Política de Privacidad

SIGUENOS EN  FACEBOOK